IMG_5351

Nos encontramos en la fase inicial de las obras de rehabilitación de una planta de oficinas, situada en Mollerussa. Ya empezamos a descubrir los sistemas constructivos de antaño, materiales y demás elementos que utilizaban 100 años atrás. Paredes estructurales de piedra con tramos de pared de tapia (arcilla compactada); pilares de cerámica maciza y huecos en su interior; vigas de madera con refuerzos recientes de perfilería laminada; soportes auxiliares de madera y una maraña de cableado, todo escondido, hasta ahora, en falso techo de escayola.

Primeramente, recuperaremos el origen de las paredes perimetrales de piedra del país, eliminando el revestimiento de yeso existente, así como los pilares de obra vista maciza. Reconduciremos todas las instalaciones y reubicaremos los despachos y zonas de trabajo.

“La arquitectura moderna no significa el uso de nuevos materiales, sino utilizar los materiales existentes en una forma más humana.”

Alvar Aalto

IMG_5358

IMG_5350

IMG_5363

DESTRUCCIÓN
by / 12 enero, 2015 View

 

cabaña4_Heidegger

“Me voy a la cabaña, y me alegro mucho del aire fuerte de las montañas; a la larga uno se arruina con esta cosa suave y ligera de aquí abajo. Dedicaré ocho días a trabajos con la leña, y luego escribiré de nuevo (…). Es ya noche profunda, la tormenta azota los altos, en la cabaña chirrían las vigas, la vida está pura, simple y grande ante el alma… A veces ya no comprendo que allá abajo puedan desempeñarse papeles tan sorprendentes…”.

cabaña3_Heidegger

cabaña1_Heidegger

800px-StBertComminges-faceSUD800px-Cathédrale_Saint-Bertrand_de_Comminges-Cloitre

Recientemente, y de sorpresa, me encontré paseando con mi familia por un pueblecito francés realmente atractivo. Saint Bertrand de Comminges. En esta pequeña localidad, situada en el Midi Pyrenees, a unos 45min. del Valle de Arán, se encuentran restos de un poblado romano y una huella arquitectónica de civilizaciones posteriores digna de ser visitada.

Así nos encontramos con la catedral de Notre Dame, una majestuosa construcción que combina los estilos románico y gótico, así como, en su fase final de construcción, con el movimiento renacentista.
En los alrededores de este municipio, también pueden visitarse las cuevas de Gargas, con pinturas del paleolítico superior.

En la zona urbana, se puede apreciar la aquitectura rural propia de la zona pirenaica, con similitudes más que apreciables con la que se puede encontrar en el propio Valle de Arán. Calles estrechas y angostas, casas de escasa altura, paramentos de mampostería de piedra, cerramientos porticados de madera, cubiertas de pizarra, y decoración exterior con numerosas plantas floreadas.

Una pequeña plazoleta plagada de tiendas de souvenirs, alguna cafeteria y un acogedor hotel, conforman el casco antiguo del pueblo.

Como curiosidad, diré que estuvimos tomando un refresco en un peculiar café con un particular dueño. El señor en cuestión es un contumaz forofo del FCBarcelona, con una decoración del local que supera los límites del barroco más profundo. Banderas, réplicas de copas, fotografias y demás objetos inimaginables con motivos blaugranas. El señor de carácter jocundo, y algo achispado, nos explicó, en un penoso español, algunas de las imágenes colgadas, sin previas preguntas.

El pueblo se visita en menos de una hora, pero merece la pena acercarse y disfrutar.

 

A
Aquesta és una proposta de rehabilitació d’una borda, concretament ubicada a la Vall d’Aran. És tracta, simplement, d’un rectangle de 8m de llarg per 5m d’ample, dividit en dues plantes (planta baixa i primera).
La planta baixa estaria formada per una petita sala d’estar amb una llar de foc, una zona de menjador amb cuina incorporada i un aseo de cortesia.

La planta primera constaria d’un sol àmbit on s’hi ubicaria el dormitori-despatx amb llar de foc enfrontada al llit. Aquesta planta disposaria d’un aseo complet. Les escales d’accés són d’un únic tram.
L’objectiu seria aconseguir un habitatge sostenible i passiu, amb l’utilització de revestiments adequats i solucions constructives òptimes.

Els elements de façana plantejats són formigó vist o pedra, fusta de pi i coberta de pissarra.
Estic parlant d’una rehabilitació somiada i que desitjaria algún dia dur-la a la pràctica i alhora disfrutar-la amb la familia i els amics.

 

 

tapies
Aprofitant la reobertura de la Fundació Tàpies de Barcelona, faig memòria i recordo les visites que, en temps d’estudiant, feia sovint a les diferents sales on s’exposaven les retrospectives del pintor català Antoni Tàpies. He de reconèixer que el gust per la pintura de Tàpies és ben estrany, i que, o t’agrada fins a l’exageració o l’odies amb tota la teva ànima. Jo déc pertànyer al primer grup, i encara no sé perque. Només sé que m’agrada l’obra d’en Tàpies per aquesta sensibilitat pels simbolismes, l’exploració de les matèries, les formes abstractes i els colors apagats, crus i seriosos que quasi sempre utilitza. Potser es podria interpretar com una forma de vida a contracorrent, una pintura sense dibuix, un dibuix sense color, que atreu a admiradors i detractors. No deixa de ser curiós el resultat d’emprar pols de marbre, arenes, pintures acríliques, plàstics, cartrons, fusta i altres elements per arribar al final del quadre -si és que és possible saber quin és aquest final- i superar l’abstracció de contemporànis com Rotko, Klee, Kandinsky i Pollock, entre d’altres.

Ja m’han vingut ganes de tornar a visitar la Fundació Antoni Tàpies, després de tant de temps, per retrobar-me amb el record de fa uns anys i disfrutar de l’obra del màxim exponent català de l’informalisme abstracte i un dels protagonistes de l’art d’avantguarda del segle XX.

ANTONI TÀPIES
/ by / 6 marzo, 2010 View

B

¿Es el negro un color?
Mucha gente piensa que el negro no es un color, pero no saben porque. Y aunque lo nieguen ven el negro y lo dotan de un simbolismo que no se puede comparar al de otro color.

El impresionismo no reconoció el negro como color. Pero el único tema que tenia era el color. Lo representado era indiferente, así como el mensaje, por eso hay en ellos flores hermosas, mujeres hermosas y paisajes hermosos pero un único propósito: lograr efectos con los colores. El negro quedó prohibido en la pintura, y los colores oscuros debían obtenerse mezclando el azul, el rojo y el amarillo; la oscuridad debía ser un efecto óptico, no un color particular.
La pregunta teórica: ¿es el negro un color?, tiene una respuesta teórica: el negro es un color sin color.
Negro es el final.

Todo acaba en el negro: la carne descompuesta se vuelve negra, como las plantas podridas o las muelas cariadas. Cronos, el dios del tiempo, viste de negro. Quien tiene un blackout, no se acuerda de nada.
El pintor Wassily Kandinsky describió así el negro: “Como una nada sin posibilidad, como una nada muerta después de apagarse el Sol, como un silencio eterno sin futuro ni esperanza: así es interiomente el negro”.
Negro con violeta: misterioso e introvertido.

Negro-violeta es el acorde menos negativo, pues es un acorde natural: el violeta se combina con el negro en el cielo nocturno.

Negro y violeta son los colores de lo misterioso, de la magia. Pero el color decisivo en el efecto mágico no es el negro sino el violeta.

El color de la elegancia.
La elegancia supone la renúncia a la pompa y al deseo de llamar la atención. Quien viste de negro, renuncia incluso al color. El negro es la elegancia sin riesgo.
Coco Chanel creó en 1930 el “pequeño negro”, que sustituía al hasta entonces habitual vestido de seda negra hasta los pies..

Chanel decía: “Tres cosas necesita una mujer: una falda negra, un pullover negro y el brazo de un hombre al que quiera”.

¿Por qué se prefieren las ropas negras?
Los vestidos y los trajes negros producen un efecto delimitativo: hacen que quien los viste destaque y adquiera importancia. Quien viste de negro no necesita hacerse el interesante con otros colores; le basta la personalidad.
El color más objetivo. El color favorito de los diseñadores.

Form follows function -la forma sigue a la función-, tal es el leitmotiv del clásico diseño moderno. Significa la renúncia a los ornamentos, a los patrones superfluos. Todo se vuelve “neutro”: negro, blanco o gris.

La renuncia del color da lugar a la objetividad y a la funcionalidad, las virtudes del diseño.
En general, la combinación del negro y blanco lo asociamos a lo inequívoco e incluso a la verdad.

Psicología del color. Cómo actuan los colores sobre los sentimientos y la razón.
Eva Heller. Editorial GG

 

NEGRO
/ by / 20 febrero, 2010 View

MINIMALISMO
/ by / 21 noviembre, 2009 View

big_401925_7227_addio-oscar-niemeyer1Picture of Brasilia's Cathedral interior

“No es el ángulo recto lo que me atrae, ni la línea recta, dura, inflexible, creada por el hombre. Lo que me atrae es la curva libre y sensual, la curva que encuentro en las montañas de mi país, en el curso sinuoso de sus ríos, en las olas del mar, en el cuerpo de la mujer preferida. Todo el universo está hecho de curvas, el universo curvo de Einstein.” Oscar Ribeiro de Almeida de Niemeyer Soares

De esta forma comienza el documental editado por la Fundación Caja de Arquitectos sobre la obra de este arquitecto brasileño- documental que he visionado en numerosas ocasiones sin llegar al hastío ni al aburrimiento en ninguna de ellas-. En su contenido se puede apreciar claramente como es la arquitectura de Niemeyer, y la influencia de Le Corbusier en sus obras, tomando como premisa la frase de éste en la que afirmaba que “arquitectura es invención”.

Niemeyer piensa y dibuja al mismo tiempo, trazo curvo frente al rectilineo, suaviza las formas y explota la plasticidad y versatilidad del hormigón armado desconocido hasta el momento. Arquitecto innovador y atrevido, estandarte y orgullo de un país que hasta la llegada de Niemeyer siempre se consideró influenciado, en muchos aspectos, por los europeos y estadounidenses.

Hombre imaginativo, solidario, comprometido y amigo de sus amigos. Como el mismo cuenta, cada vez que viajaba a Brasilia en coche, observaba las nubes y las caprichosas formas que estas tomaban, imaginando volumenes y figuras que, posteriormente, nos mostraria en sus obras.

Brasilia fue su trabajo más emblemático, y duro a la vez -la capital se construyó en tres años y medio-, aunque se vió recompesado con la satisfacción de saber que todo el paisaje que puede verse en la ciudad es la arquitectura de Oscar Niemeyer, como afirmó Lucio Costa (urbanista de Brasilia y compañero de fatigas de Niemeyer).

Su imaginación y trabajo, ni siquiera se detuvieron en el exilio forzado a París (sede del Partido Comunista, edificio Mondadori, etc…) con la llegada de la dictadura a Brasil. Pero el caracter “carioca” y la “saudade” le obligaron a volver a su país natal, y hasta la fecha, con 102 años de edad, sigue trabajando y ejerciendo para satisfacción de sus más acérrimos seguidores y admiradores.

El final del documental es realmente emotivo. Suenan de fondo viejas canciones de Ataúlfo Alves, con poemas de Nelson Cavaquinho, y un Niemeyer llorando bajito, sentado en su estudio, repasando imágenes del pasado lejano, sufriendo por los más desfavorecidos mientras ríen los más acaudalados.

OSCAR NIEMEYER
/ by / 10 octubre, 2009 View

johnpawson2_1

Si existe algún un arquitecto capaz de calmar y transformar mi estado de ánimo, ese sería, sin duda alguna, John Pawson. Arquitecto inglés, nacido en 1949, en Halifax (norte de Inglaterra), empezó como autodidacta y viajó en varias ocasiones por Oriente Medio, la India, Australia, Nueva York y Japón. Fue, precisamente, en este país y más concretamente en Nagoya, dónde colaboró en el estudio del diseñador Shiro Kuramata, su principal influencia profesional, diseñando objetos y mobiliario. De retorno a Inglaterra se matriculó en la AA (Architectural Association of London), y ya en el 1981 fundó su propio estudio de arquitectura.

Revisando la obra de Pawson se puede apreciar, claramente, la influencia de la arquitectura y cultura japonesa, así como los conceptos del Zen.
Desde mi punto de vista, resulta relativamente fácil reconocer un proyecto de Pawson, puesto que sus baremos y pautas arquitectónicas aparecen de forma clara en todos sus trabajos, basados en la simplicidad de volumenes y marcadas lineas, y a su vez en la complejidad de la expresión necesaria para entender el minimalismo plasmado en sus proyectos.

Simplicidad. Marcada por la austeridad de los espacios creados, sin carga de elementos innecesarios, espacios llenos de color blanco y de cálida madera, mezclados, en ocasiones, por frios mármoles y gélidas piedras.
Complejidad. Complejidad en su expresión y en el detalle constructivo, dotado de una infinidad de acotaciones lineales y volumétricas, con el fin de conseguir la máxima perfección de la obra finalizada. Basta observar cualquier plano detallado para comprobar este empecinamiento febril del arquitecto por alcanzar la meta anhelada.

Pawson consigue entrelazar ambos conceptos, antagónicos en su máxima expresión, y en una perfecta armonia conjugarlos hasta sacarse de la chistera obras tan representativas, únicas y originales como su propia vivienda en Londres (foto superior).

Según el pensamiento del propio autor, el minimalismo expresado en su arquitectura responde a la idea de dar el máximo protagonismo a la persona, de forma que elimina objetos y elementos que puedan desviar la atención y llegar a confundir esta premisa básica conceptual. La arquitectura debe amoldarse a la forma de vida del inquilino, y no a la inversa.

Creo más que recomendable revisar la obra de este arquitecto, por los motivos que he expuesto anteriormente y por muchos más, para experimentar en cada uno de sus proyectos nuevas sensaciones y experiencias visuales. Cualquiera de sus trabajos publicados nos acercará a un universo lleno de calma y paz, dónde nos permitirá tomar una pausa para pensar.

Agradezco a mi amigo Joan, que, sin darse cuenta, me ha llevado a descubrir la obra de Pawson, sintiéndome complacido por compartir gustos y pensamientos arquitectónicos. Gracias.

 

RyoanjiTempleKyoto760[1]

Des de ja fa uns quants anys, que em sento captivat per la cultura oriental, i, molt especialment, per la japonesa. De fet, el destí del meu viatge de noces, tenia com a primera opció la visita al Japó, pero per una sèrie de qüestions, finalment varem optar per visitar Islandia.

L’altre dia, aprofitant el meu temps de vacances estivals, vaig entrar a una llibreria, i tot donant un cop d’ull per les estanteries em va caure a les mans un llibre que parlava sobre un jardí zen. Quina casualitat !, uns dies abans, i pel Travel Channel -la televisió, de tant en tant, té alguna cosa bona-, van emetre un reportatge justament del mateix jardí : RYÕANJI.

Aquest jardí està situat a Kyoto, i data del segle XV principis del segle XVI. La seva superfície és, d’aproximadament, uns 200 m2, i la seva composició ben curiosa. Té una forma rectangular, i està compost per quinze pedres, de diferents tamanys, distribuides en grups de 2, 3 i 5. Aquestes roques descansen sobre un llit de sorra blanca que, cada matí, els monjos acondicionen delicadament, passant el rasclet i donant-li les formes més variades i originals.

Doncs bé, tan sols amb aquests elements, aquest jardí és un dels que rep més afluencia de visitants durant l’any. Clar que això té la seva explicació. Parlem d’un jardí zen. El zen és una forma de pensament, o més ben dit, una forma de pensar que genera certa forma d’actuar. El seguidor del zen cerca el seu jo profund. És cert que els materials emprats són molt simples, pero no així la seva composició, que es considera extremadament complexa.
En primer lloc, les quinze pedres estan col·locades en grups, on el grup principal i secundari, estan relacionats amb un tercer grup, sense deixar de funcionar com a un únic grup terciari.
En segon lloc, en el disseny del jardí, es va rebutjar l’aigua i la vegetació, fins aleshores elements primordials en la construccíó d’aquestes zones.

I en tercer lloc, el seu tamany és molt reduït, en comparació amb la resta de jardins que es construiren.
De totes formes, el punt més fascinant, sens dubte, és la disposició de les roques. Els seus autors varen considerar la teoria dels 5 elements primordials, ordenats pels punts cardinals:

  • NORD——- Aigua
  • SUD——— Foc
  • EST———-Fusta
  • OEST——–Metall

i, al centre, s’hi troba la Terra. Aquesta és considerada com el N. 5, essent els numeros imparells més propers a ella, el 3 i el 7. La tríada predilecta dels japonesos és 3+5+7=15. Quinze són les pedres del jardí, posades de est a oest, segons la sèrie : 5, 2, 3, 2, 3.

Presumiblement, els autors a qui se’ls atribueix el disseny del jardí, serien Kõtaro i Hikojirõ. Es dedueix així, ja que en una de les pedres s’hi pot llegir -no sense dificultat- la inscripció dels seus noms. Aquests dos personatges eren considerats uns “parias”. Bé, m’explico. Els parias eren la subclasse més baixa de la propia classe baixa, i, rarament, es podrien reconeixer com a mestres jardiners. En aquest cas, va ser el sogun Ashikaga Yoshimasa, refinat esteta i mecenes il·lustrat, qui els va proclamar com a tals, tot i que la proclama no els va arribar fins als 72 anys -santa paciència-.

Ara doncs, tan sols em queda esperar i aprofitar la primera ocasió que se’m presenti per poder visitar personalment aquest meravellós lloc, i la resta del país, que de ben segur, em sorprendrà gratament.
Mentrestant, em faré el propòsit de reproduir aquest jardí, en una minúscula jardinera de casa meva, tot seguint la dita de Musõ Soseki, Mestre jardiner, que diu:

” Originariament, no hi ha estat de grandesa o de petitesa a totes les coses de l’univers; gran i petit estan a l’esperit de l’home. Només són apariencies il·lusories que floten als cors enganyats.”

 


Loading